De Hacker a multimillonario

Nunca viene mal recordar alguna de las historias que mas nos han sorprendido en los últimos años. A mi personalmente me viene muy bien como medio de motivación. El saber que personas normales como tu y yo, podemos hacer cosas grandes. Hay que seguir soñando y trabajando. Siempre manteniendo el foco y dia a dia esforzandonos al máximo. Así que hagamos un poco de historia.

historia de google

Una historia fascinante

Todo empezó en una cochera llena de cables. Dos adolescentes dejaron de lado su vida social y de una manera artesanal consiguieron el motor de búsqueda más potente del mundo. Eso es lo que cuenta la leyenda. Larry Page y Sergei Brin vieron como sus sueños se hacían realidad y ahora son los accionistas mayoritarios de una de las empresas mejor valoradas del índice NASDAQ.

El dia que la empresa de Larry y Sergei presentaba su nuevo modelo de Nexus One. Todo en el Nexus era mejor que su competidor el iPhone de Apple. Mejor pantalla, mejor cámara, mejo sonido… pero sin la función multitouch. Ese pequeño milagro hecho código que permite utilizar dos dedos de la mano para navegar por la pantalla táctil. Si algo nos sorprendió la primera vez tuvimos en nuestra palma un iPhone fue justamente esa función.

primer movil google

De manera increíble Google presento al rival del iPhone sin el mítico multitouch, el código Android 2.1 con el que viene equipo el Nexus no lo incluía. Pero en este mundo de Internet los milagros existen como bien saben los ahora señores Page y Brin. Y solo una semana después de la puesta de largo del teléfono de Google un hacker especializado en el sistema Android (Cyanogen) colgaba en un foro el código necesario para incorporar esa función que lo iguala al iPhone. El descubrimiento coincidía con el anuncio de los co fundadores de Google de vender sus 5 millones de acciones de su buscador. En un plazo máximo de 5 años ambos tendrian la posibilidad de  ingresar 1.592 millones de euros. Debio darles que pensar el sistema Android… Porque ya hemos visto hasta donde hemos llegado.

Creo que es una anecdota que da bastante que pensar. Muchas veces, no todo es mérito de las cabezas visibles… ¿verdad?

 

 

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web